12/05/2010

Negocios recomendables en tiempos de crisis

Durante la crisis económica los inversionistas tienen un temor, por completo entendible, a arriesgar su dinero en algún negocio que pueda fallar en el corto o el mediano plazo.
Este miedo está fundado sobre bases sólidas que son: 
La inestabilidad económica, la especulación, la escasez de dinero en la población, alza en los precios de productos y servicios básicos, etc.
Sin embargo, existen ciertos esquemas de inversión más seguros, así como negocios que tienden a generar ganancias a pesar de la crisis.

¿Qué negocios tienen mayores posibilidades de éxito?


Los negocios y microempresas con las posibilidades más elevadas de salir adelante son aquellos que no dependen de una moda o necesidad superflua y/o temporal.
Saber cuáles son estos negocios no siempre resulta sencillo, pero se puede realizar un análisis sobre qué tipo de productos y servicios siguen teniendo una demanda igual o superior a la que tenían antes de la crisis.
No conviene invertir en algo que cae en precios o demanda.
A continuación proporcionamos una lista con los tipos de negocios más recomendados para invertir en momentos de crisis económica:

1) Servicios de salud. En este rubro entran las farmacias, las pequeñas clínicas que atienden necesidades primarias de salud, las unidades de diagnóstico rápido (chequeo de presión arterial, medición de glucosa, etc).

2) Sector alimenticio. Alimentarse es una de las necesidades que, a pesar de la crisis, no puede dejarse a un lado, por lo que invertir en este sector puede ser una buena opción. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que los lugares austeros, con buenos precios y rapidez en el servicio, son los más recomendables. No conviene invertir en un lujoso restaurante de comida exótica al que pocos podrán asistir, sino más bien pensar en un pequeño local de comida rápida que puede ser o no de franquicia.

3) Entretenimiento. Aunque el entretenimiento pueda parecer a simple vista superfluo, en realidad es una necesidad que los individuos buscan a pesar de la escasez económica. Por supuesto, al igual que en el caso de los negocios relacionados con el sector alimenticio, no se recomienda invertir en sitios lujosos que sólo sean accesibles a unos cuantos. Se pueden crear sitios con opciones de entretenimiento originales y precios bajos, partiendo de cosas ya establecidas.
Por ejemplo, un café Internet que promueva concursos de juegos en línea. Un café Internet que sólo ofrezca acceso a la red puede no ser una opción muy redituable puesto que muchas personas cuentan con este servicio desde sus casas o lugares de trabajo. Sin embargo, si se ofrecen cosas diferentes, que los usuarios no tengan en casa y que prometan hacer pasar un rato divertido sin gastar demasiado, pueden tener éxito. Se pueden adquirir juegos para varios jugadores y organizar torneos en línea que resultan más divertidos si las personas se encuentran en el mismo lugar. Se trata de ser creativos.

4) Sectores poco explotados. En este rubro se encuentran contenidos negocios que varían de una región a otra. Para saber qué clase de cosas tienen una demanda mayor a la oferta, se requiere hacer una pequeña investigación específica de cada lugar. Es recomendable reflexionar sobre qué falta en el lugar donde vivimos o donde planeamos establecer nuestro negocio. Posteriormente debemos pensar si esta necesidad se debe a una moda o a algo más estable y de ahí decidir si nuestra idea es viable o no.
Como ejemplos de esta clase de negocios cuyo éxito depende de la demanda específica de cada región, podemos destacar: organización de eventos sociales (fiestas infantiles, bodas, etcétera), organización de eventos de negocios y culturales (exposiciones, congresos, ponencias, etcétera), compra-venta de inmuebles, asesoría de imagen, diseño de páginas web, despachos contables, entre otros.
Características generales de los negocios exitosos
Una vez que hemos enumerado los distintos sectores en los que se puede incurrir para desarrollar un negocio potencialmente exitoso a pesar de la crisis económica, es necesario enlistar las características generales que permiten aumentar las posibilidades de éxito.

  • Necesidades permanentes. Es muy importante que el negocio que planeamos iniciar responda a una necesidad permanente y no temporal o dictada por la moda. Muchas personas apuestan por lo que está creciendo o tiene gran demanda en un momento determinado, sin considerar a fondo si el negocio será pasajero o tendrá un futuro al menos a mediano plazo. Se debe hacer un balance entre el monto invertido y el tiempo en el que se espera recuperar la inversión.
  • Imagen adecuada. Otro punto de gran relevancia para el éxito de un negocio es la imagen. Se debe diseñar algo que sea atractivo para el sector al que va dirigido, por lo que es necesario tener siempre en mente quién es el público meta.

Si el negocio ofrece productos o servicios para la población juvenil, debe tener elementos modernos y originales que les resulten atractivos; debe generar la impresión de que fue diseñado por alguien de la misma edad, que entiende lo que desean y necesitan.

  • Buena publicidad. Por otra parte, no debe olvidarse que lo primero para que un negocio tenga éxito, es que tenga clientes, y esto se logra por medio de la publicidad.

En este punto también es fundamental la originalidad. No se trata de gastar demasiado en ofrecer el producto, sino de utilizar el ingenio para llegar a muchas personas de manera eficiente. No hay que olvidar que Internet es una herramienta vital para la publicidad hoy en día. Se puede llegar a muchas personas no sólo por medio de correos electrónicos sino también utilizando las redes sociales como Facebook, twitter, flickr, Hi5, entre otros.


Es importante mencionar que el presente artículo tiene como único objetivo introducir al lector al tema de los negocios en tiempos de crisis, por lo que no puede considerarse como asesoría o recomendación alguna.