1/13/2011

Indicador Técnico Momentum | Momento

Tanto el indicador técnico momentum como la tasa de cambio ROC (Rate Of Change, en inglés) son indicadores relacionados muy usados en análisis técnico los cuales se utilizan para mostrar la diferencia de precios entre el cierre del periodo actual y el de hace N periodos. El momentum se calcula mediante una formula sencilla que se muestra a continuación:

  • Momentum = CIERRE hoy  -  CIERRE n días antes. 

Si se calcula el momentum y lo trasladamos a un gráfico de precios, se obtiene la representación gráfica de este indicador,  la cual se visualiza como una línea que oscila alrededor de una línea neutra de valor 0. 

Básicamente el momentum representa de manera absoluta los cambios ocurridos en el precio de un activo durante un periodo determinado, por ejemplo si en un periodo de 10 días el par GBP/USD ha subido 120 pips ese sería el momentum ( la diferencia entre el cierre de la sesión anterior y el de la sesión de hace 10 días). Por su parte el ROC al ser una tasa de cambio indica que tanto por ciento ha subido o bajado un activo en ese periodo. Siguiendo con el ejemplo anterior del GBP/USD y suponiendo que el precio subio de 1.4500 a 1.4620, al final de ese periodo diríamos que de acuerdo al ROC hubo una tasa de incremento de 0.0082, es decir del 0.82%. En ambos casos, los cruces del nivel 0 tanto del ROC como del momentum llegan a coincidir, sin embargo las alturas o profundidades que llegan a mostrar la tendencia estarán expresadas con sus respectivas bases distintas.
De esta manera, el momentum indica de forma general la tendencia de los precios en el mercado. Mientras la tendencia sea alcista, tanto el momentum como el ROC se mantienen positivos mientras que en una tendencia bajista se muestran negativos. Una vez que ocurre un traspaso al alza del nivel 0 en el gráfico del momentum, puede interpretarse como una señal de compra mientras que si el traspaso ocurre a la baja esto se interpreta como una señal de venta. Qué tan alto o qué tan bajo llegan a estar tanto el momentum como el ROC muestran cuan fuerte es la tendencia predominante en ese momento.

En el siguiente gráfico se pueden ver claramente las señales que brinda este indicador  marcadas con flechas naranja. Así mismo se pueden observar divergencias entre el comportamiento del precio y del momentum las cuales se detallarán más adelante.

 

Interpretación del indicador MOMENTUM

En general existen dos formas principales de interpretar el momentum:

  • La primera manera consiste en usar el momentun como un indicador de tendencia, cuya interpretación es similar al MACD. Una vez que el indicador llega hasta abajo, toca fondo y comienza a subir nuevamente, es una clara señal de compra, pero si por el contrario el indicador sube, toca el techo y comienza a bajar, la señal es de venta. Como con cualquier otro indicador no se recomienda basarse solo en él para tomar decisiones con respecto a abrir posiciones en el mercado. Lo mejor es complementar el momentum con una media móvil de periodo corto mediante la cual se determinen los puntos de compra y venta en los cruces de las líneas de ambos indicadores. Además, cada vez que el momentum alcance niveles altos o bajos extremos en comparación con sus valores históricos, el operador debe asumir que habrá continuación de la tendencia, lo que significa que si al estar en niveles altos el momentum empieza a caer, se debe asumir que a pesar de esto, es probable que los precios del activo analizado continúen al alza. Lo mismo ocurre pero al contrario cuando este indicador está en niveles inusitadamente bajos con un mercado en tendencia bajista y de repente empieza a subir. Al igual que con cualquier otro oscilador, el momentum puede llegar a brindar señales falsas en un mercado con tendencia clara por lo cual se recomienda más su uso en mercados laterales. Como sea, lo más recomendable es que el precio confirme las señales que brinda este indicador antes de abrir una posición.
  • Algunos operadores usan el momentum como un indicador adelantado basándose en la presunción de que los techos en el mercado se pueden identificar por rápidos incrementos en los precios (debido a que la mayoría de los inversionistas esperan que aumenten) mientras que los suelos se identifican fácilmente por caídas rápidas en los precios (debido a que la mayoría de los inversionistas bajo esas circunstancias quieren salir del mercado). Si bien esto es lo habitual en realidad, se puede decir que resulta una generalización bastante simple.

Divergencias momentum

Durante los máximo del mercado, se observará como el momentum subirá de manera casi vertical hasta caer, creando de esta forma una divergencia con los precios que aún suben o se mueven con tendencia lateral (esto se conoce como divergencia bajista). Por el contrario, en los mínimos del mercado, el momemtum cae con fuerza hasta que revierte su movimiento antes que lo hagan los precios (estos continúan bajando durante algún tiempo más), con lo cual se crea una divergencia alcista. Las divergencias alcistas y bajistas pueden ser usadas de este modo como señales para entrar al mercado, tal como se muestra en el siguiente gráfico, en el cual se pudo haber abierto una posición bajista una vez identificada la divergencia.